Sorprende a Manzur el ataque combinado Jaldo / UCR

Manzur y Jaldo

Mientras los fans del vicegobernador Osvaldo Jaldo se encaminan a imponer el nuevo Defensor del Pueblo tucumano, desconociendo la opinión del gobernador Juan Luis Manzur, desde la UCR mantienen la ofensiva sobre quiénes se habrían vacunado para presionar al Ejecutivo.

Para quienes conocen la política tucumana, es una ‘operación de pinzas’, que va desde las fuerzas del vicegobernador Osvaldo Jaldo a legisladores de la UCR como José Ascárate, buscando propinarle una derrota política al gobernador Juan Manzur, se desconoce con qué objetivos finales: ¿Imponerle un nuevo gabinete? ¿ForzarlO a aceptar o bien renunciar a ciertos candidatos en las listas 2021? ¿Limar su autoridad?

La ‘operación de pinzas’ que va desde los reclamos del radical Ascárate a la embestida contra el gobernador Manzur quedó expuesta en la siguiente frase del presidente de la Comisión de Acuerdos, Javier Morof, allegado al vicegobernador Jaldo: “Tucumán necesita que le demos seguridad, la gente necesita que sepamos quiénes se han vacunado. ¿Qué vienen a pelear por un Defensor del Pueblo? ¿Cómo no salen Gerónimo Vargas Aignasse y los otros (manzuristas) a pedir la lista de los vacunados?”.

Morof demostró que ambos acontecimientos estaban vinculados entre sí. La embestida por los vacunados se realizó para fundamentar que el Defensor del Pueblo no tendrá continuidad pese a que lo solicita el gobernador.

Antecedentes

El jueves 04/03 comenzó con las consecuencias de la decisión de Jaldo -victorioso en la reunión conjunta de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Peticiones y Acuerdos- de votar el lunes 08/03 el nuevo Defensor del Pueblo entre los integrantes de una terna que se impuso a la otra terna de la que participaba el candidato del gobernador, quien pretendía la continuidad de Fernando Said Juri Debo.

La terna de los de Jaldo la lidera ‘uno de la propia tropa’ (Eduardo Cobos), luego el ex titular de la Caja Popular y allegado al senador nacional José Alperovich, Mario Koltan; y también la contadora pública María Emilia Saab, crítica del gobernador Manzur.

Entonces, Juri Debo solicitó por escrito a Jaldo que se declare nula la definición de la terna mencionada.

Juri Debo puso en entredicho el voto de desempate del presidente de la Comisión de Acuerdos, Javier Morof, ya que “el desempate (por el doble voto de Morof como titular a cargo) se realizó de manera inválida ya que existían 2 presidentes con igual derecho a que su voto sirviera para dirimir la igualdad (…) un voto de tal magnitud que ha afectado el procedimiento, resulta imposible su convalidación o saneameinto. Omitir la consideración de la terna que integro me priva de mi derecho de acceder a la posibilidad de ser elegido Defensor del pueblo en la sesión especial convocada a tal efecto”.

De inmediato, el legislador ‘Lalo’ Cobos decidió defender su posible triunfo y se presentó ante sus pares de la Comisión de Asuntos Constitucionales que preside su amigo Morof.

“Ha sido una entrevista muy amena, estoy muy conforme y expectante”, festejó.

Le respondió un alfil del gobernador Manzur, el también legislador Gerónimo Vargas Aignasse, quien también afirmó que había ocurrido una irregularidad reglamentaria y no era válida la votación de la terna de Cobos.

Mucho enojo

Morof lució enojado en su respuesta: “En Derecho Internacional está establecido el tema de la calidad del voto. En los órganos deliberativos, en caso de empate, define el presidente, ya sea una comisión o una cámara. Acá había un plenario de comisiones, eran dos comisiones. Como no pueden definir dos presidentes, se resuelve por la comisión de mayor jerarquía. Fue resuelto entre los legisladores, y se siguió el criterio aportado por la gente que trabaja en la Legislatura hace años”.

También ‘chicaneó’ a su colega: “Gerónimo es abogado, le diría que vuelva a estudiar un poco, porque las comisiones son células de un órgano más grande, la Legislatura, y por un principio de congruencia se aplica el critrio del voto de calidad, que rige en todos los órganos deliberativos del país”.

Entonces ocurrió algo que en la jerga se conoce como ‘se le salió la cadena’, y Morof explotó: “Gerónimo no sabe perder, eso es lo que pasa. Le fue a prometer al gobernador que ganaba, y no ganó. Que Gerónimo deje de pensar en ensuciar la Legislatura. Es una vergüenza que una autoridad de la Cámara vaya en contra de las instituciones y no respeta la democracia. Tendría que dar ya un paso al costado como vicepresidente porque es una vergüenza. Ellos mismos firmaron el acta”.

¿Quiénes firmaron ese acta que menciona Morof? Los legisladores que se identifican con el gobernador Juan Luis Manzur.

Retruco

Vargas Aignasse decidió responder durísimo a Morof, arrojando sobre la mesa el expediente del amigo de Jaldo:

“¿Acaso el defensor del genocida condenado más sanguinario que tuvo el Proceso, Antonio Bussi, viene a darme clases de Derecho y de ética política? ¿O nos olidamos que cuando se anularon las leyes de Obediencia Debida y Punto Final el abogado defensor que acompañó a Bussi a declarar en la causa ‘Vargas Aignasse s/secuestro desaparición tortura y muerte’, fue Javier Morof? Juntos, Bussi y Morof reivindicaron el terrorismo de Estado y negaron el genocidio que fue confirmado pocos años después con la aparición de cientos de desaparecidos en el Pozo de Vargas, el Arsenal Miguel de Azcuénaga y tantos otros centros de detención. ¿Este personaje me pide a mi la renuncia? ¿Resulta que los verdugos del peronismo, hoy infiltrados en nuestro partido, nos dan clases de cómo gobernar y nos piden la renuncia? Morof mintió cometiendo una falta gravísima en la reunión de comisión, invocando una normativa que no existe. No existe ningún artículo en el reglamento de la Legislatura ni en la Ley del Defensor del Pueblo que establezca que el rpesidente de comisión tenga voto calificado o doble voto. ¡No existe!”.

Intentando un final

El vicegobernador Jaldo decidió dar por cerrado el debate: “Lo que creo es que el lunes 08/03 Tucumán va a tener un nuevo Defensor del Pueblo”. Ya no hay negociación posible, aparentemente.

¿Cómo sería la votación? De acuerdo al diario La Gaceta, de San Miguel de Tucumán, el gobernador Manzur cree que el bloque oficialista se dividiría en partes iguales: 16 a 16.

Pero los del vicegobernador Jaldo afirman que la votación en el bloque oficialista sería 21 a 11.

El final de la votación dependerá de las alianzas que se establezcan con los otros bloques que integran la Legislatura y ya se trabaja al respecto. Algunos con mejores artes que otros.

Fuente: https://urgente24.com/medios/exclusivo-24/sorprende-manzur-el-ataque-combinado-jaldo-ucr

Comentarios
Compartir