Connect with us

Hi, what are you looking for?

Deportes

«No cierro ninguna puerta»

Manu Ginobili habló de todo: su futuro, el golpe de 2013, la actual temporada y mucho más… «Estando a 11 partidos que termine la temporada, los vivo como si fuesen los últimos», dijo. 

Manu Ginóbili abrió las puertas de su intimidad en San Antonio como si fuese la Bahía Blanca de toda su infancia y adolescencia. El pibe de 40 no se guardó nada y contó cómo vive la que puede o no ser la última temporada del mejor jugador de básquet de nuestra historia. Al ser consultado sobre si vive cada partido como si fuera el último, Manu contestó:«Como vengo haciendo, no cierro ninguna puerta. Estando a 11 partidos de que termine la temporada, los vivo como si fueran los últimos pero no tirándome de cabeza por la pelota, sino respirando hondo, bajando las pulsaciones y valorando donde estoy».

Al continuar con la misma temática, al 20 de los Spurs se le hizo difícil no recordar el mal momento de 2013, luego de perder unas finales que parecían ganadas ante el Miami Heat de LeBron James: «Terminó el 2013 y sufrí como un perro, era retiro o seguir. Pero al reconsiderar todo me di cuenta que estaba jugando unas finales de la NBA, un lugar donde tanta gente quiere estar. A los 36 años, tener ese pensamiento me alargó la carrera y me sirvió para llegar a los 40».

Como ya han dicho Popovich y el mismo Ginóbili, esta temporada de los Spurs fue la más atípica para ambos por lo difícil que se está haciendo clasificar a playoffs. Al respecto, el escolta lo ve como una motivación: «Está surgiendo algo nuevo en el equipo y está bueno vivirlo. El desafío nuevo de luchar por entrar a los playoffs por las lesiones y que sea un equipo nuevo me motiva. Antes vivía desesperado las derrotas, ahora más tranquilo, en velocidad crucero».

Acerca de la cantidad de gente que está viajando a San Antonio a ver los que pueden ser sus últimos partidos como un Spur, Manu no deja de asombrarse.«Esta semana fue la más loca de todas, la gente me preguntaba si eran amigos míos. No podían creer que haya 50 locos gritando todo el partido. Valoro mucho el esfuerzo que hacen por venir», contó en una charla con TyC Sports.

Sobre la incertidumbre de su futuro, quien ganó cuatro anillos en la NBA y una medalla dorada con la Selección, se muestra tranquilo y sin apuro, fiel a su estilo: «Con mi mujer lo hemos hablado y queremos evaluar y valorar que vamos a tener tiempo. Podés ganar y perder plata pero lo único que nunca se recupera es el tiempo. Quiero aprovechar y disfrutar con mi familia. Si vuelvo a necesitar la competencia y el rigor del día a día, veré qué hago».

Al deslizar una posibilidad de que se arrepiente y vuelva a competir con la celeste y blanca, Manu dio por rechazada cualquier oportunidad en China 2019: «Con Chapu ya lloramos y nos despedimos en Río. Ya cerramos esa ventana».

Fuente: Ole

Comentarios

Copyright © 2020