Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

Diarios de Seúl anunciaron inversión de U$S 315 millones del Plan Belgrano en Corea: les habrían pedido 10% de coima

Una vez que el 22 de febrero pasado comenzaron a salir a la luz los detalles del “Escándalo Plan Coreano”, tanto el ex titular del Plan Belgrano, José Cano, como sus colaboradores directos, comenzaron a desmentir cualquier vinculación de los implicados con esa unidad.

Primero fue el coordinador de Comunicación y Relaciones Institucionales, Ramiro Garrocho, quien a través de un escueto comunicado de prensa enviado a los medios, negaba cualquier vinculación de los integrantes de la comitiva a Corea, con el Plan Belgrano. Pocos días después fue el coordinador de Infraestructura de esa estructura, Ricardo Ascárate, quien aclaró que ninguno de los mencionados era funcionario de Cano y que las publicaciones en páginas digitales tenían una intencionalidad política.

La historia había comenzado en 2016. Durante los festejos conmemorativos de los 200 años de la declaración de la Independencia argentina, un empresario le habría presentado a Darnay a sus pares coreanos de la subsidiaria japonesa ESSCOM. Según versiones periodísticas, éste los habría llevado a su casa de Tafí del Valle, para agasajarlos. En junio, una comitiva asiática se reunió con Cano y Ascárate en la sede del Plan Belgrano en Buenos Aires, como lo reveló su propia cuenta de Twitter.

En octubre, partió hacia Corea la comitiva, encabezada por Alberto Darnay. El encuentro fue tan importante que los medios digitales coreanos lo reflejaron, además de contar con la presencia de la propia CEO de la casa central japonesa, Kanno Atsuko. A Darnay se le entregó una plaqueta como representante del Plan Belgrano y la Jefatura de Gabinete de la Presidencia.

Se negociaron acuerdos, en los cuales figuraban ambos representantes argentinos, y se pactó la compra de ahorradores de energía industriales-residenciales por un monto de 315 millones de dólares, según las publicaciones coreanas. Todo se desarrolló en un marco de entusiasmo, pero cuando se disiparon los fuegos de artificio y el cumplimiento de lo acordado no llegaba, los coreanos desconfiaron. Esa desconfianza los llevó a enviar emisarios en la búsqueda de Darnay, quien no les despejó las dudas y recurrieron entonces a Cancillería Argentina. El resto de la historia ya se conoce.

En mayo último, la fiscal federal Alejandra Mángano imputó a José Cano, integrante de Cambiemos y quien encabeza el Plan Belgrano, en una causa judicial en la que se investiga si hubo un intento de negociado con Corea del Sur por parte de argentinos vinculados al dirigente radical tucumano.

El expediente se originó a partir de una investigación preliminar realizada por el fiscal Guillermo Marijuán sobre el viaje de tres personas relacionadas con Cano, quienes habrían ido a Seúl para concretar un negocio en nombre del Estado. Además se sospecha que se habría efectuado un pedido de coimas, según Infobae.

Marijuán hizo una denuncia para determinar si hubo delitos a partir de la información que decía que Alberto Darnay, hombre de confianza de Cano y quien ocupaba en el PAMI el cargo de Coordinador de Enlace con la Unidad Plan Belgrano, había hecho un viaje a Corea del Sur.

Después de haber corroborado algunos datos respecto del viaje, Marijuán realizó la denuncia por los delitos de defraudación contra la administración pública y negociaciones incompatibles con la función pública.

«Los viajeros, según la denuncia, habrían ido a Corea a firmar convenios con empresas de aquel país para que vendieran sus productos al PAMI. Incluso habrían solicitado el famoso 10% de coimas para Cano, dirigente radical en Cambiemos, quien fue candidato a gobernador de Tucumán y fue designado por el presidente Mauricio Macri a cargo del Plan Belgrano, con rango de ministro y bajo la órbita de la Jefatura de Gabinete», según publicó Infobae.

Después de varias medidas y tras haber comprobado información que contenía el anónimo, Marijuán formalizó la denuncia que por sorteo quedó a cargo del juez Sergio Torres con la intervención de la fiscal Mángano. Según pudo confirmar Infobae en fuentes judiciales, luego de la imputación Torres delegó en Mángano la investigación del caso.

La fiscal imputó a Cano, Darnay, a otros dos acompañantes y a dos ciudadanos coreanos que viven en la Argentina: Dae Kyu Yang y Young Sik Oh.

Se corroboró que entre el 11 y el 26 de octubre de 2016, todos los imputados, menos Cano, viajaron con destino a Europa y se presume que de allí fueron a Corea. A los cinco viajeros imputados se agregó como parte de la delegación Carlos Rojas. El grupo -excluyendo a Cano- conformó en Buenos Aires la sociedad Kumho Latam, que –presumen los investigadores- se iba a utilizar como parte del negocio.

En Corea los viajeros habrían tenido contactos con diferentes empresas coreanas e inclusive firmado convenios de compras en nombre del Estado argentino por unos 300 millones de dólares. Además habrían pedido coimas del diez por ciento. Se habrían comprometido también a comprar aparatos destinados al control del estado de salud de los pacientes del PAMI.

La fiscal Mángano a cargo de la investigación, ahora está sumando información en el expediente en el que está imputado Cano.

Fuente: http://www.contextotucuman.com/nota/86904/diarios-de-seul-anunciaron-inversion-de-u$s-315-millones-del-plan-belgrano-en-corea-les-habrian-pedido-10_por_ciento-de-coima.html

Comentarios

Copyright © 2020