Connect with us

Hi, what are you looking for?

Destacados

El delito que cometió Ricardo Centurión prevé una pena de 1 a 6 años de prisión

Así lo marca el Código Penal de la Nación. La Municipalidad de Lanús elevó la denuncia contra el jugador de Racing.

El cohecho “consiste en sobornar a un juez o un funcionario en el ejercicio de sus funciones, o en la aceptación del soborno por parte de aquellos”. En el primer caso se trata de cohecho activo, en el segundo, pasivo, y prevé una pena de 1 a 6 años de prisión.

“Cohecho activo” fue el delito en el que incurrió el jugador de Racing Ricardo Centurión cuando le ofreció “arreglar” a los policías que lo detuvieron. El intento de soborno quedó grabado en un video.

Desde la Municipalidad de Lanús advirtieron que elevaron la denuncia contra Centurión por el delito de “cohecho” a la Justicia. La causa recayó en la UFI N°3 del Departamento Judicial descentralizado Lanús-Avellaneda.

Según el Código Penal de la Nación, en su artículo 258, “será reprimido con prisión de 1 a 6 años, el que directa o indirectamente diere u ofreciere dádivas” para hacer, retardar o dejar de hacer algo relativo a sus funciones.

En este caso en particular, Centurión les da a entender a los agentes que estaba dispuesto a poner plata para dejar el tema ahí.

Todo ocurrió cuando el futbolista circulaba por Lanús a bordo de su camioneta BMW negra y fue detenido tras pasar dos semáforos en rojo y negarse al control de alcoholemia.

Luego, se conocieron las imágenes donde se ve a Centurión, que quedó en libertad, tratando de «arreglar» con los agentes que lo detuvieron para que lo dejaran seguir su camino. Aquí, un extracto de ese diálogo:

Policía: ¿Qué necesitabas hablar conmigo?

Centurión: Si podemos arreglar.

Policía: ¿Arreglar qué?

Centurión: Sí, yo tengo para arreglar. Te puedo cubrir el mes.

Policía: No, yo no necesito.

Centurión: Sí, si es una boludez. ¿Vamos a lo legal?

Policía: No es una cuestión de arreglar y solucionar el problema.

Centurión: ¿Vamos a lo legal?

Policía: Sí, hacemos lo que tenemos que hacer y nada más. Total, la camioneta es tuya, ¿no?

Fuente: Clarín

 

Comentarios

Copyright © 2020